PEREGRINACIÓN

Todavía estoy descubriendo quién soy. Antes admiraba un cuerpo virgen, que compartía aquella inocencia que se va acabando a través de los años

mis pies se desvanecen en el color de la arena, como mis secretos se disuelven entre cada partícula de la  misma

tengo un talón más joven que el otro, quizá sea el débil, ése, el que llaman de Aquiles

aquellas rodillas apenadas de la distancia que asumen cuando se consuma la fusión de otro cuerpo con el mío

mis caderas que como los astros, rotan sobre su propio eje, imitando mis muslos el movimiento del agua

ya los memoricé de tanto mirarlos y poseerlos en mis manos, ese par de montañas que brotan y hacen mi firme y blando busto color pureza

profundos se hacen los abismos formados entre mis clavículas, abismos que esperan pacientemente por la entrega de algún amante suicida

hay una cercanía entre los labios que se quiebran y la manera en que percibo el olor del mundo, mientras que mis ojos se humedecen de pena o alegría

cada larga fibra que conforma mi cabellera, juega con la inocencia o el pecado,  camuflada en un cobre que se transforma, de vez en cuando, en el reflejo del sol. 11145973_954316947914096_2042875261_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s