Desánimo

Mírate, así luces ahora que llevas un gran peso contigo. Quizá no deberías arrastrarte sabiendo que cada vez te hará más pequeña y miserable; y miserable en el peor sentido, o al menos así parece para nosotras. Cuando te miro no puedo evitar compadecerme de ti, pero reconozco que tu poder de ser fuerte es bastante oscuro e impredecible.

El error nos hace más intelectos, o al menos así lo quieren ver los mediocres ¿no es así?, y no te miento, puede ser que después de errar, algún cielo nublado se disperse, o en el peor de tus casos finalmente se desate la tormenta… quién sabe.
Tú no puedes determinar si la honestidad contigo misma sea la cura a tu pena o te hunda más en aquél precipicio al cual, aparentemente desde que el mundo te abrió sus puertas has sido destinada, pero te puedo asegurar que mientras más cruel seas contigo, más serás cómplice de la muerte, y no de el paraíso que ella promete, sino de los peores y más sucios rincones a donde están destinados los flébiles.
Mírate, así te cubres de tu pasado, ojalá y no te ahogues.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s